6 razones para convertirte en ‘freelancer’

Si aún no sabes lo que el término ‘freelancer’ significa, o sí sabes qué es pero no estás tan claro de lo que se trata o si en verdad vale la pena, entonces este post es para ti. Partamos desde cero. Un freelancer es una persona que, a través de un ordenador y el internet, ofrece sus servicios —que pueden ser una enorme variedad— para recibir una remuneración monetaria, generalmente de clientes no permanentes, aunque dependiendo el caso y la necesidad de los clientes, pudiera convertirse en una relación a largo plazo. Entre los trabajos más comunes está la traducción, la redacción de artículos para páginas web, la creación de sitios web, diseño gráfico, campañas publicitarias, entre otros. Es una forma de empleo que está creciendo abrumadoramente rápido y cada vez hay más herramientas que te ayudan a unirte. ¿Por qué podría ser bueno trabajar como freelancer?

1) No tienes que abandonar tu trabajo convencional.

En un principio, si ya tienes un trabajo, lo más recomendable es permanecer en él y poco a poco ir incursionando en el mundo freelance. Te irán llegando oportunidades y progresivamente te irá mejor. No tienes nada que perder si lo intentas y ganarse un dinero extra, que no venga de un préstamo, nunca viene mal.

2) Sólo necesitarás tu ordenador y acceso a internet.

Hoy en día un gran porcentaje de la población cuenta con estas herramientas por lo que unirse a esta nueva forma de trabajar es fácil y accesible para casi todos. Dependiendo el servicio que ofrezcas necesitarás que tu internet sea muy rápido o no tanto.

3) Obtienes independencia laboral.

Tú mismo buscas tus proyectos, aceptas propuestas de clientes o las declinas si no te conviene por alguna razón, bien sea monetaria, por la complejidad, tiempo, o cualquier otro motivo.

4) Administrar mejor tu tiempo.

Al ser quien decide qué proyecto tomar considerando las condiciones y requerimientos del cliente, tienes la posibilidad (y esta es mi razón favorita porque difícilmente la consigues en un trabajo convencional) de ajustar tu horario de trabajo como más te convenga, plazca y te guste. Dependiendo el proyecto y el contrato que consigas, podrás trabajar el día que prefieras, a la hora que prefieras. Eso sí, debes ser responsable y entregar tu trabajo a tiempo de acuerdo a lo pactado.

5) Trabaja desde casa.

Otro gran punto a favor de ser freelancer es que, lógicamente, trabajarás desde la comodidad de tu hogar. Esto trae consigo un montón de beneficios como, ahorrar el dinero del transporte público o de la gasolina de tu vehículo, ahorrarte también el tiempo del tráfico. Por otro lado tampoco necesitas un uniforme sino que puedes estar hasta en pijamas si así prefieres, en tu cuarto, en la sala, en tu oficina, básicamente donde quieras.

6) Mejora tus ingresos.

Al principio, si tienes un trabajo formal, podrás tener un dinero extra por lo trabajos que consigas como freelancer. Sin embargo, la meta es mejorar los ingresos que ya tienes de tu trabajo convencional, y aunque esto puede tomar un poco de tiempo mientras creces y creas tu reputación, claro está, este es el objetivo que se persigue y que con dedicación y responsabilidad se logra hasta duplicar los ingresos mensuales.