¿Por qué es importante exigir los pagos del sueldo?

En algún momento de nuestras vidas quizá tengamos la oportunidad de trabajar bajo un salario exacto, laborar para una tienda, una empresa o para alguna persona, siempre dependiendo de su forma de pago. Según los procesos sistemáticos de los trabajos, lo cuales han sido explicados por los gobiernos, la filosofía y las leyes, el esquema para recibir un pago es dar, a cambio, nuestra energía y tiempo por hacer que ese lugar o establecimiento funcione de la forma adecuada.

Al tratarse de dos recursos procedentes de nosotros: fuerza y tiempo, debemos saber que no se recuperan con el tiempo, y aunque sí podemos hacer ejercicios, tomar medicamentos o simplemente mantenernos saludables para hacer que la energía esté estable durante muchos años, el tiempo invertido jamás se recupera, y probablemente ese sea el elemento por el que, si se pudiera regenerar, su valor sería incalculable.

EL SUELDO = VIDA

No es que estemos incitando a las personas a amar desenfrenadamente el dinero, pero sí a que hagan una comparación con la vida, ya que, de hecho, es por eso que nos están pagando. Estamos entregando nuestra vida a una empresa, y nos damos cuenta de ello cuando pasamos más tiempo en el trabajo que en nuestros hogares.

¿Qué debemos tener siempre en cuenta a la hora de los pagos? primero y principal, que el sueldo sea el que está oficializado por el gobierno para los empleados, por tal motivo, antes de firmar el contrato, debemos estar muy seguros de que este especifique cuál será nuestro sueldo, y claro, también debemos saber las fechas en las que será pagado. Estar al tanto de los atrasos de pago es factible para ambas partes: trabajador y empresa, ya que esta segunda puede ahorrarse problemas en el futuro.

Jamás debemos restarle importancia al pago del sueldo, ni siquiera a lo que esto conlleva. Recordemos que este sistema funciona como una especie de préstamo (créditos 1500E): La empresa, a cambio de dinero, pide nuestra entrega y oficio para ellos.

LAS LIQUIDACIONES, BONOS Y PAGO DE JUBILACIÓN

Este quizá sea el tema por el cual muchas personas tienden a quedar en malas relaciones con las empresas para las que trabajaron. Muchos recintos de trabajo tienen la mala costumbre de atrasarse con los pagos una vez los servicios con el empleado han prescindido. Muchos lugares, sobre todo las tiendas de ropa, suelen darle bonos por ventas a sus empleados, y ese pago adicional casi siempre está previsto en el contrato, así que no es una opción de la empresa pagarle este porcentaje a sus empleados, sino una obligación, así que no tiene nada de malo hacer un reclamo por esas comisiones correspondientes.

Con los despidos es la misma historia: la empresa cancela los pagos que le correspondían, más un adicional por ya finalizar el contrato, además (lo que tiende a sacar a los trabajadores de sus casillas) es que existen tiempos cortos para pagar esas cifras, pero las empresas suelen extenderlo y extenderlo. Podemos actuar de forma legal si estas situaciones ocurren actualmente, y con eso, la presión que tendría la empresa sería más grande.

No luches por el amor al dinero, sino por el valor a tu vida y tiempo. El pago del sueldo es un derecho que tienes como trabajador, y es lo poco que se puede usar para ‘rescatar’ ese tiempo invertido.